Las celebraciones que se realizan en la época actual bajo el título de: Navidad, Año Nuevo, Reyes, etc…, no tienen nada de diferencias con las que hacia Roma bajo los nombres de: Saturnalias, Brumalia, Culto a Jano y Sigillaria.

Relacionar a la Navidad con el nacimiento del Mesías no tiene asidero que lo sostenga, porque no hay registro histórico que sustente que el Mesías nació el 25 de Diciembre.

El calendario usado por Occidente ósea el Gregoriano, legalizó el calendario Juliano, y consigo mantuvo viva la celebración del 1ero de enero, como el inicio del nuevo año. El verdadero motivo para la celebración de esa fecha, era realizar el culto o veneración al  dios Jano, quien era el que situaba los comienzos y finales en Roma.

Roma aún está presente en nuestra civilización y su legado se manifiesta en el siguiente orden: religioso, político, económico y cultural.

tradiciones-de-diciembre-y-enero